fbpx

La profesión del Asesor de Imagen nace como una forma de resolver una necesidad puntual de comunicación que tenían personajes de la vida pública para proyectar una imagen coherente con lo que hablaban en sus discursos y en medios de comunicación y siempre su enfoque fue volcado hacia la apariencia física.

Y aunque potenciar la apariencia de una persona tiene muchos beneficios e impactos positivos en su comunicación, hoy en día las personas que trabajamos con la imagen, entendemos que va mucho más allá que brindarles consejos a nuestros clientes sobre cómo vestir.

La imagen que proyectamos esta directamente relacionada con nuestra personalidad, valores, grado de autoestima, educación y estilo de vida en el que nos desenvolvemos, y son esos factores los que se expresamos con la indumentaria que elegimos a la hora de mostrarnos al mundo.

Es por esto que hoy en día se hace cada vez más necesario que los asesores o consultores de imagen contemos con herramientas de coaching para desarrollar la imagen interna de nuestros clientes para que tenga coherencia con su esencia y lo que muestran al mundo.

Pero, ¿para que el coaching?

El coaching o proceso de entrenamiento personalizado y confidencial llevado a cabo con un coach, cubre el vacío existente entre lo que eres ahora y lo que deseas ser. Aplicado al mundo de la imagen lo que eres y comunicas ahora y lo que deseas ser y comunicar.

Es una relación profesional con otra persona que aceptará sólo lo mejor de ti y te aconsejará, guiará y estimulará para que vayas más allá de las limitaciones que te impones a ti mismo y realices tu pleno potencial.

El coaching aplicado a la imagen ayudará a tus clientes a verse y sentirse bien con lo que ven en el espejo, a sentirse con mayor seguridad con lo que muestran de ellos mismos a las demás personas, a mostrarse como verdaderamente son, sin tener que aparentar por querer encajar en algún modelo de reconocimiento que hayan concebido en su cabeza.

¿Puedes imaginar cuán productiva y relevante sería la vida de tus clientes si tuviesen a un consultor de imagen que aplica herramientas de coaching en sus procesos de asesoría de imagen?

No estarías cambiando la imagen de tus clientes, estarías haciendo una transformación real y duradera en sus vidas.

Ahora queremos compartir contigo 10 beneficios del coach de imagen:

1. Ayuda a definir los objetivos y metas.
2. Desarrolla la creatividad.
3. Mayor flexibilidad y apertura a los cambios.
4. Mejora las relaciones interpersonales y contigo mismo.
5. Empodera a la persona que pasa por el proceso.
6. Reduce el estrés y ayuda a gestionar el tiempo.
7. Es motivador.
8. Trabaja el bienestar.
9. Ayuda a llegar más lejos.
10. Parte del autoconocimiento.

¿Quieres descubrir otras formas de diferenciarte en el mundo de la consultoría y coach de imagen?

Imagen de Drapeado
Abrir chat
¿Necesitas más información?